viernes, 1 de abril de 2011

CAPITULO 32: THE DEFIANT ONES - FUGA EN CADENAS (1958)




Stanley Kramer dirigió este impresionante film que tuvo un gran éxito, tanto crítico como comercial. Es un claro ejemplo del tipo de cine de denuncia que se solía hacer en aquellos años, y en este caso el tema a denunciar era el racismo, que está tratado en forma de thriller dramático.
Un camión que transporta presos tiene un accidente; como consecuencia, dos de esos presos, un hombre blanco y otro de color, encadenados ambos por una cadena, escapan y emprenden una larga huída en busca de la libertad. Pronto serán perseguidos por un grupo de policías y civiles, ansiosos de sangre, al frente de los cuales está un sheriff que cree en la justicia, y no quiere que las cosas se desmadren. Ambos fugitivos irán conociéndose poco a poco mientras atraviesan no pocos peligros.



Los dos papeles protagonistas corren a cargo de dos actores que empezaban a ser muy famosos en aquella época, John “Joker” Jackson (Tony Curtis) y Noah Cullen (Sidney Poitier) son dos presos, uno blanco y otro negro, que huyen de la prisión aprovechando un accidente del vehí­culo que los estaba transportando. Encadenados, tendrán que escapar juntos mientras son perseguidos por el sheriff Man Muller (Theodore Bikel) y el capitán Frank Gibbons (Charles McGraw). Tony Curtis interpretando a un hombre que sueña con ser alguien importante, y Sidney Poitier a otro, cansado y harto del racismo que sufre su persona. Ambos, totalmente distintos, y unidos por un interés común tratarán de sobrevivir en un mundo injusto, y que no está hecho para ellos.

Los dos actores son lo mejor de esta cinta, y aparecen casi durante todo el metraje, una hora y media. Aquellos eran años en los que se sabía contar perfectamente una historia, por complicada que fuera, en poco tiempo. Stanley Kramer no se anda con rodeos ni florituras, va directo al asunto, contando lo que tiene que contar de forma directa, tal y cómo era costumbre en él. Su cine, cargado en muchas ocasiones de denuncia, nunca pasaba desapercibido.



La historia de “Fuga en Cadenas” es más bien mínima, pero con los suficientes detalles para resultar interesante, aunque quizá no llega a profundizar todo lo que debiera, dejándote al final una sensación un poco vacía, a pesar de la estupenda secuencia de cierre. Excelente film sobre la amistad entre personalidades contrapuestas y los prejuicios raciales imperantes en los Estados Unidos, filmada por el director, guionista y productor Stanley Kramer, siempre preocupado por las problemáticas sociales existentes en su paí­s.
Este alegato antirracista mantiene hoy la misma fuerza que en el momento de su estreno, debido a una narración pujante, que no permite un quebranto rí­tmico ni un alejamiento de su objetivo temático, y una descripción y equilibrio emocional de sus personajes realmente admirables.
El guión de Nathan E. Douglas, seudónimo del actor Nedrick Young que serí­a acusado de izquierdista en la “Caza de Brujas” y Harold Jacob Smith, con unos diálogos muy trabajados, consiguió un premio Oscar, al igual que la fotografí­a en blanco y negro de Sam Leavitt. Las actuaciones de Tony Curtis y Sidney Poitier son inmejorables (ambos fueron nominados al Oscar en protagonismo), al igual que Theodore Bikel y Cara Williams (también nominados al Oscar en reparto), sin olvidar a Lon Chaney Jr. o Charles McGraw.



“Fuga en Cadenas”, fue nominada al Oso de Oro en el Festival Internacional de Berlín, ganando el Oso de Plata por la interpretación de Sidney Poitier en la categoría de Mejor Actor Protagonista, 6 Nominaciones a los Globos de Oro (Mejor Película Drama, Mejor Película que promueve la comprensión internacional, Mejor Director, Mejor Actor Drama-doble nominación y Mejor Actriz de Reparto) triunfando en la categoría a Mejor Película Drama y obtuvo 9 nominaciones a los Premios Oscar (Mejor Película, Mejor Director, Mejor Actor Protagonista –doble nominación, Mejor Actor de Reparto, Mejor Actriz de Reparto, Mejor Montaje, Mejor Guion Original y Mejor Fotografía en blanco y negro), ganando 2 estatuillas en las categorías de Mejor Guion Original y Mejor Fotografía en blanco y negro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario